Skip to main content

Search

Search

¿Qué es la gripe? ¿Y el resfriado?

La gripe y el resfriado son infecciones del tracto respiratorio superior muy habituales, causadas por virus, y generando más de la tercera parte de las consultas médicas. Aunque ambas tienen una sintomatología similar no deben ser confundidas.

Se estima, como promedio, que un adulto normal padece 1 ó 2 resfriados anuales y un niño entre 5 y 6, aunque dependerá mucho del momento de la infancia en que se encuentre, con un pico de incidencia máxima en los primeros años de escolarización o de asistencia a guardería.

En cuanto a la gripe, en España, durante la temporada 2016-2017, se detectaron más de 11.500 casos en nuestro país, siendo niños y adolescentes los más afectados.

¿Qué es la gripe?

Es una infección vírica aguda de las vías respiratorias altas causada por el virus de la gripe o influenza. Entre sus características más importantes está su elevada capacidad de transmisión de una persona a otra. Habitualmente se presenta como una epidemia durante el invierno, en los meses más fríos. Sus síntomas, como fiebre alta, dolores musculares, malestar general, tos seca…aparecen de repente, bruscamente.

¿Qué es el resfriado?

El resfriado común es la patología más frecuente, más común, en la raza humana. Consiste en una infección aguda de las vías respiratorias que puede ser provocada por más de 200 virus diferentes, siendo algunos más predominantes, como el rinovirus o el coronavirus, entre otros.

Puede aparecer durante todos los meses del año. Es normalmente afebril, y cursa acompañado de estornudos, mucosidad, congestión nasal, lagrimeo en los ojos, tos, irritación y picor nasal son sus síntomas más evidentes. En algunos casos, puede haber fiebre leve.

Grupos de riesgo

En cuanto a la distribución por grupos de población, cabe destacar los denominados grupos de riesgo.

Éstos están compuestos por personas que presentan inmadurez del sistema inmunitario, como los niños, lo cual facilita el contagio de las infecciones como la gripe y el resfriado.

También los ancianos, personas debilitadas e inmunodeprimidas, son consideradas grupos de riesgo.

  • Mayores de 65 años.
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas con enfermedades crónicas de pulmones: asma, enfisema, bronquitis crónica, bronquiectasia, tuberculosis o fibrosis quística…
  • Personas en tratamiento con inmunodepresores (incluida la medicación o por VIH).
  • Enfermos del riñón, corazón, con diabetes o trastornos del metabolismo o anemia.
  • Adultos y niños de más de 6 meses hospitalizados por enfermedades metabólicas crónicas (incluida diabetes mellitus), alteraciones renales o hemoglobinopatías.
  • Personas que tomen medicación: se aconseja consultar las interacciones que puede tener el medicamento para la gripe o el resfriado.

La gripe y el resfriado son enfermedades de origen vírico que dan lugar a cuadros clínicos diversos, que pueden variar tanto en duración como en severidad de los síntomas según el grupo de población. La aparición de estas dos enfermedades, típicas del invierno, es motivo de consultas frecuentes.

Aunque ambas tienen unos síntomas similares, no deben confundirse.

Conoce más sobre los virus que causan la gripe y el resfriado y su duración, así como las opciones de tratamiento para paliar sus síntomas.