Skip to main content

Search

Search

Es difícil definir exactamente los síntomas de la gripe y del resfriado debido a la gran variación en cuanto gravedad, duración y naturaleza. Descubre aquí cuáles son los síntomas típicos de estas dos afecciones.

Síntomas del resfriado

El inicio de los síntomas del resfriado es paulatino, pudiendo aparecer hasta pasados tres días desde que contraemos el virus. Entre los más comunes encontramos:

  1. Tos:
    Acompañada de mucosidad, denominada tos productiva. Es un mecanismo de defensa del sistema respiratorio para mantenerlo despejado de cuerpos extraños o exceso de moco. Se trata de un reflejo natural para mantener los bronquios limpios.
  2. Dolor de garganta:
    Por infección o inflamación en la garganta.
  3. Estornudos:
    Molestias causadas por la irritación de la mucosa de nariz o garganta.
  4. Congestión nasal:
    Producida por la inflamación de las mucosas y vasos sanguíneos de la nariz a causa de gérmenes y alérgenos. Puede producir disminución del olfato y del gusto.
  5. Dolor de cabeza:
    Puede ser debido a la congestión nasal.
  6. Secreción nasal acuosa:
    suele aparecer, sobre todo, los primeros días de infección.
  7. Irritación y picor nasal:
    Provocada por una mucosidad excesiva que da lugar a una sensación de picor en la nariz. Al sonarse repetidamente se irritan aún más las fosas nasales.
  8. Irritación ocular, lagrimeo:
    Como mecanismo de ayuda para limpiar partículas y cuerpos extraños en los ojos.
  9. Fiebre:
    Leve. Es un sistema de protección corporal con el fin de hacer frente a una infección. Por lo general, no es característica de un resfriado común, siendo más frecuente en niños.

Síntomas de la gripe

El inicio de los síntomas de la gripe suele ser súbito, aproximadamente en 24 horas. Los más comunes son:

  1. Tos seca:
    También conocida como tos irritativa, improductiva o nerviosa. No expectora ni elimina mucosidad, sino que sirve para diseminar los gérmenes, irritando cada vez más las vías respiratorias y provocando más tos y cansando a la persona.
  2. Dolor de garganta:
    Al igual que en el caso del resfriado, puede acompañar a la gripe, aunque no es uno de los principales síntomas de este tipo de infección.
  3. Fiebre:
    Por lo general, alta (38-41ºC). Es un sistema de protección de nuestro organismo con el fin de hacer frente a una infección. Puede provocar también dolor de cabeza e ir acompañada de escalofríos.
  4. Dolor de cabeza:
    Muy intenso. Debido a la infección y/o fiebre.
  5. Dolor muscular y lumbar:
    Generalizado, como consecuencia del malestar causado por la infección del virus.
  6. Estornudos, secreción nasal y lagrimeo:
    Rara vez acompañan a la gripe, no son característicos de este tipo de infección.

Por lo general, una infección del tracto respiratorio superior, como la gripe o el resfriado, puede comenzar con un solo síntoma, como sensación de sequedad e irritación en la garganta, pero tras el transcurso normalmente de un día, esta infección evoluciona, incluyendo otros síntomas.

Para combatir y aliviar cada uno de los síntomas de la gripe y el resfriado, hay un tratamiento.

Quizás también te interese conocer algunos remedios para la gripe y el resfriado que te ayudarán a aliviar las molestias típicas de sus síntomas.

En caso de empeorar o que los síntomas persistan sin tratamiento, más de 7-14 días, recomendamos consultar con su médico para evaluar la situación clínica.