Skip to main content

Search

Search
Virus de la Gripe

Title

Virus de la gripe y el resfriado

Disponer de información sobre los virus responsables de la gripe y el resfriado y sus características te ayudará a una rápida detección y a evitar su contagio.

Virus de la gripe

El responsable es el virus de la gripe o influenza, que se caracteriza por poseer una alta capacidad de mutación. Existen tres tipos de virus de la gripe (A, B y C), de los cuales, sólo dos de ellos provocan enfermedad en humanos.

El Virus A es el causante de la mayoría de las epidemias gripales y de las pandemias que aquejan cíclicamente a la población mundial. Incide en el hombre, pero también en los cerdos, caballos, focas, ballenas y aves acuáticas.

Cada año se desarrollan nuevos tipos de gripe debido a la alta capacidad de mutación de este virus A. Además, la patología de la gripe también puede ser causada por otros virus, como el virus B o el paramixovirus.

La aparición de la infección se localiza en los meses de frío. La diseminación se produce por contacto próximo persona a persona, y a través de las gotitas producido al hablar, toser o estornudar, que son transportadas por el aire y contaminan los objetos.

Los adultos tienen más probabilidades de contagiar la infección unas 24-48 horas antes de desarrollar síntomas, y hasta 4-5 días después de iniciados. Sin embargo, los niños más pequeños pueden contagiar a otras personas durante un periodo más prolongado de tiempo (7 días o más).

Las epidemias agudas aparecen aproximadamente cada 3 años, al final del otoño o al principio de invierno; generalmente afectan a todo el país.

La medida de control considerada más eficaz frente a la gripe es la vacunación anual de ciertos grupos de población considerados de alto riesgo de padecer complicaciones asociadas a gripe.  

Virus del resfriado

El resfriado común es causado por una amplia diversidad de virus.

La causa del resfriado común guarda una estrecha relación estacional. Así, diferenciamos distintos tipos de resfriado según la estacionalidad.

Los resfriados de primavera, verano y otoño son producidos principalmente por virus como el rinovirus, del cual se han detectado más de 100 tipos diferentes. Este es responsable de provocar entre el 30-40% de episodios de resfriado. Los resfriados del final del otoño y los de invierno suelen ser producidos por la familia de los virus de parainfluenza o del virus respiratorio sincitial, entre otros, que provocan menos del 5% de las infecciones.

Aparte de la exposición a los virus causantes, los factores que pueden facilitar la infección son: fatiga excesiva, estrés emocional o fase intermedia del ciclo menstrual. Incluso en un 30-40% de los casos, el virus responsable es desconocido.

La vía de transmisión de los virus catarrales es a través del aire, llegando por gotitas expulsadas por los enfermos, o por contacto directo con éstos.

El contagio puede darse a las pocas horas de ser infectado, incluso antes de desarrollar síntomas, hasta, aproximadamente, 2–3 días después de haber empezado con los síntomas.

Por lo general, el grado de afectación dependerá de la edad del individuo y su estado inmunitario.

Conoce más sobre los síntomas de la gripe y el resfriado para ayudarte en su detección y evitar el contagio.