Skip to main content

Search

Search
congestion nasal en el embarazo

Title

Congestión nasal en el embarazo

La congestión nasal es un síntoma frecuente en gripes, resfriados y alergias, pero ésta también puede ser debida a otras causas tales como cambios bruscos de temperatura, ejercicio físico o situaciones especiales como el embarazo.

Siempre que se habla de los síntomas del embarazo se suele hablar de las náuseas, los vómitos o mareos, pero hay otros síntomas que se suelen experimentar asociados a los cambios que se está produciendo en el cuerpo de la mujer, como la congestión nasal, debida al mayor volumen de sangre en el cuerpo de la gestante y que sobre todo se acentúa en los últimos meses del embarazo.

La congestión nasal durante el embarazo también conocida como rinitis gestacional, es un tipo de congestión que aparece típicamente en las últimas 6 semanas de embarazo y no tiene asociada ningún tipo de infección en las vías respiratorias y tampoco tiene causa alérgica conocida. Además, suele desaparecer a las dos semanas de dar a luz.

Según diversos estudios, el 22% de las mujeres embarazadas experimentan este incómodo síntoma.

remedios para la congestion nasal en el embarazo

Además, se conocen otros factores de riesgo que favorecen la aparición de congestión nasal durante el embarazo, como el tabaco, agente irritante y que puede alterar la presión sanguínea.

Remedios para la congestión nasal en el embarazo

La congestión nasal suele ser un síntoma bastante incómodo que puede interferir en tu descanso nocturno, ¡paciencia que los síntomas terminan espontáneamente después del parto!

Para aliviar la congestión nasal debes centrarte sobre todo en el máximo cuidado personal.

  • Practica ejercicio moderado, y siempre supervisado por un profesional que te pueda guiar. El ejercicio físico está relacionado con la salud nasal, mejorando la obstrucción. Además, en el caso de las mujeres embarazadas puede favorecer el control del peso y a mejorar el patrón del sueño.

remedios para la congestion nasal en el embarazo

  • Eleva la cabecera de la cama. Dormir con la cabeza elevada te ayudará a dormir mejor, ya que mejorará la congestión nasal por la noche.
  • Aumenta tu ingesta de líquidos, sobre todo de agua. De esta manera podrás favorecer la expulsión de la mucosidad.
  • Usa un humidificador, de esta manera podrás humedecer el ambiente de la habitación que te encuentres y ayudarte a respirar mejor.
  • Evita estar en contacto con sustancias irritantes, como el humo del tabaco.

Aunque sea un síntoma que no se suele asociar a ninguna complicación mayor, te recomendamos que siempre consultes con tu médico o profesional sanitario si notas un empeoramiento de la congestión nasal durante el embarazo o creas que pueda estar relacionada con otras causas.