Skip to main content
Search

Title

¿CÓMO PREVENIR EL RESFRIADO?

Revisado y aprobado por: Teresa de la Cerda - Departamento Médico

Prevenir el resfriado no es una tarea sencilla porque hay muchas circunstancias que provocan que nos constipemos cuando llegan los meses de otoño e invierno (sobre todo). No obstante, hay algunos consejos que podemos seguir para evitar caer enfermos. Lee atentamente esta lista y familiarízate con ella:

  • Desinfecta las superficies de uso común.
  • Usa desinfectantes de manos y lávate las manos con frecuencia.
  • Tápate boca y nariz al toser y estornudar.
  • Evita exponerte al humo del tabaco.
  • Huye de lugares cerrados y muy concurridos.
  • Evita ambientes fríos y cambios bruscos de temperatura.
  • Evita aglomeraciones de gente y locales poco ventilados.
  • Alimentar a los bebés con leche materna ayuda a proteger sus vías respiratorias.
  • Evita compartir objetos que estén en contacto con saliva y mucosas con otras personas (copas, platos, cubiertas…).
  • Aléjate de espacios con exceso de polución, humo y otros agentes contaminantes.
  • En épocas de gripe, evita visitar hospitales.
  • Protégete de los cambios bruscos de temperatura, sobre todo del frío.
  • Haz vida sana y sigue una dieta equilibrada con fruta y verdura.
  • No tomes tabaco y ni alcohol.
  • Sepárate prudencialmente de personas con resfriado que tosan, se suenen o estornuden a tu alrededor.

Trucos para sobrellevar mejor los síntomas del resfriado

Para prevenir y ayudar en el alivio de los síntomas que acompañan el resfriado, además del tratamiento farmacológico específico, algunos remedios como los que te mostramos a continuación pueden ayudarte a sentirte mucho mejor:

  • Haz reposo. Pero no es conveniente que te tapes excesivamente.
  • Aplica vaselina en labios y nariz
  • Al tumbarte, eleva la cabeza con doble almohada: te ayudará a respirar mejor.
  • Para aliviar la congestión nasal, un remedio muy conocido es realizar vahos con vapor de agua durante cortos periodos de tiempo.
  • Utilizar unas gotas o spray nasal de solución salina ayuda a suavizar la mucosidad densa, facilitando su expulsión.
  • La toma de líquidos calientes, como caldos o infusiones, puede ayudar a fluidificar la mucosidad, favoreciendo la expectoración.
  • Es importante aumentar la ingesta de líquidos, para recuperar las pérdidas por el exceso de temperatura y prevenir la deshidratación. Desde agua a zumos de frutas y verduras.

Remedios caseros para la tos seca

  • Infusiones de anís, clavo o manzanilla. Estas plantas medicinales poseen ligeras propiedades analgésicas y antiinflamatorias.
  • Tomar miel puede ayudar a aliviar la irritación de garganta y la tos
  • El chocolate negro, por su contenido en teobromina, también puede ayudar en el alivio de la tos.

Mantén una dieta equilibrada y ligera

  • Evitar la sal, grasas saturadas, azúcares y alcohol.
  • Evitar la leche y derivados, porque aumentan la producción de moco.
  • No forzar la ingesta de alimentos si no se tiene apetito.