Skip to main content
Search
Hombre enfermo de gripe o resfriado

Title

Fiebre en adultos: síntomas, causas y tratamientos

Revisado y aprobado por: Teresa de la Cerda - Departamento Médico

La fiebre es el aumento de la temperatura del cuerpo como respuesta a alguna enfermedad o padecimiento. No es una enfermedad, sino un signo que nos informa, alerta, de cualquier alteración dentro de nuestro organismo, siendo uno de los mecanismos de defensa natural ante infecciones, como el resfriado o la gripe, y otro tipo de afecciones.

Síntomas asociados y causas de la fiebre

Todos conocemos la sensación de malestar que acompaña a la fiebre cuando la padecemos . Nos notamos cansados, sin energía, alicaídos, con dolor de cabeza, sudoración y a veces nos dan escalofríos…Una sensación de mal cuerpo que provoca que no queramos otra cosa que quedarnos en la cama descansando. Incluso llegamos a perder el apetito.

Esta temperatura corporal elevada puede ser causada por lo siguiente:

  • Un virus
  • Una infección bacteriana
  • Agotamiento por calor
  • Algunas enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis reumatoideAgotamiento por calor
  • Algunas vacunas, como la vacuna contra la difteria, tétanos y tos ferina acelular (DTaP); o la neumocócica
  • Gastroenteritis

Además, hay épocas donde se es más proclive a tener fiebre, como puedan ser los meses de otoño e invierno. Si bien, en cualquier época del año se es susceptible de padecerla.

¿Qué temperatura se considera fiebre en adultos?

La temperatura corporal promedio es de 37 °C pero puede variar entre 36°C y 37,8°C. Y dependiendo de la zona del cuerpo donde se tome la temperatura, se considerará fiebre con más o menos décimas. Si tomamos la temperatura con un termómetro en la boca, a partir de 37,8°C; y cuando se mida con un termómetro axilar, a partir de 37,2°C. Ahora bien, hay factores como la hora del día -por la noche suele ser más alta que por la mañana- o la actividad física y el clima cálido que influyen es estas alteraciones. Normalmente la temperatura del cuerpo se eleva en respuesta a estas condiciones. Asimismo, generalmente las personas mayores tienen temperaturas corporales más bajas que las jóvenes.

No obstante, para un adulto, la fiebre puede ser molesta, pero habitualmente no es algo que cause preocupación a menos que alcance los 39,4 °C o más. Por lo general, si la fiebre es baja, no suele recomendarse un tratamiento específico y, normalmente, igual que viene se va al cabo de unos días.

En ocasiones, existen picos de fiebre diarios que vuelven después a la normalidad, lo que se conoce como fiebre intermitente. Cuando la temperatura varía, pero no regresa a esa normalidad, se llama fiebre remitente.

Tratamiento de la fiebre en adultos

La mayoría de las fiebres son inofensivas, como mencionábamos previamente, pero estos consejos pueden ayudarte a hacerle frente.

beber agua

Ingerir abundante líquido: Bebe mucha agua para prevenir la deshidratación.

descansar

Descansar: Tu cuerpo trabaja para combatir la infección6. Duerme bien y limita la actividad física para recargar energía.

alimentos fiebre

Comer alimentos livianos: Toma alimentos fáciles de digerir como pescados blancos, sopas, arroz, pollo, yogures, zanahorias, patatas y frutas como arándanos, manzanas, peras, plátanos, sandías o fresas.

analgesicos fiebre

Tomar analgésicos antipiréticos: Los analgésicos antipiréticos o antitérmicos, como el paracetamol, pueden ayudar a disminuir la temperatura, además de aliviar dolores leves o moderados asociados, como el dolor de cabeza.